viernes, 26 de julio de 2013

Un género híbrido: el ensayo ficción de JP Anaya





Comentarios en torno al libro 
Kant y los Extraterrestres” (2012)


“Los alucinados serán los capitanes de las naves del futuro”

Indigente, en Cholula
 

Por Javier A. Martín



En un país al borde del colapso, como lo es México, viene muy a cuento --o ensayo-- hablar de distopías y corrientes apocalípticas, así sea de manera irónica, como lo hace el autor Juan Pablo Anaya, quien con su libro de ensayos “Kant y los extraterrestres” sitúa al lector frente a un juego borgiano no exento de referencias multiculturales: de Kant a Maussán; Ridley Scott, Herman Melville, autores ficticios, coloquios literarios improbables y teorías desorbitadas pueblan esta narración que sirve, como el propio autor lo afirma, para despojar de ese halo doctoral que suelen acompañar fastidiosamente las discusiones filosóficas de la academia.

Por ejemplo, en “Canción de amor para un androide”, Juan Pablo Anaya divaga acerca “del sueño del maquinismo”, la biomecánica, y los recuerdos implantados a partir de la cinta “Blade Runner” (1982).


Estos postulados, que en apariencia son formales, le sirve para introducir un personaje ficcionado que sería una especie de alter ego del ensayista, un joven investigador que desarrolla ensayos a partir de una investigación exhaustiva. 
Hasta aquí todo sería cierto si no es porque gran parte de los autores y estudios que cita –hay que decir que no todos— son falsos. Y es esto mismo lo que le da una dimensión literaria profunda a este texto, que recuerda a Borges y su literatura fantástica.


Así, en el primer capítulo asistimos a las reflexiones que suscita el amor  del investigador por otro personaje, esta vez de una película, lo que le sirve para descubrir que “la identidad se funda en una facultad bastante frágil”: la memoria (p.19)

La idea se confirma cuando los labios carmín de la bella androide Rachel sugieren:

I can´t rely on my memories (no puedo confiar en mis recuerdos).

Este que es un tema que ya ha hecho correr mucha tinta, no se queda en la sobada crítica al “carácter falso de la memoria” o a la distorsión de la identidad a partir de las emociones espurias.

El tópico de la película es el pretexto para ahondar en lo que llama un “gesto post-replicante”, a saber, la estrategia para volver a experimentar y repensar los recuerdos que conforman la identidad.

Más adelante, en el capítulo “Ahab en el diván”, el narrador, que es el mismo personaje del primer ensayo, nos habla del profesor Acha-Benavides, quien le habría dado clases de literatura norteamericana, y al cual, el narrador principal dedica este capítulo en un supuesto homenaje póstumo.

El homenaje a Aníbal Acha se basa en su dramática existencia al perder un hijo, y su obsesión con la novela Moby Dick, a partir de la cual elabora una desquiciada teoría que busca identificar  posibles relaciones entre objetos culturales.

Es gracias a sus afiebradas hipótesis que el lector vislumbra que de la novela Moby Dick a las películas Tiburón y Orca: La ballena asesina hay sólo un paso, es así como Acha-Benavides se da a la tarea, como el furioso capitán Ahab, de identificar cómo la cultura de masas puede tornarse un pastiche que echa mano de la historia del arte para convertirla en una reserva de retazos con potencial significado emotivo.

Pablo Anaya realiza un giño a La Raza Cósmica de José Vasconcelos cuando postula un sistema de reencarnaciones culturales que tiende a volverse cada vez más decadente. Este capítulo es particularmente interesante porque se desarrolla a partir de un juego de espejos, historias similares pero “invertidas”, que evocan el esperpento de Valle Inclán[1].

El tercer capítulo lleva al lector a una dimensión literalmente fuera de este mundo, al aludir a la obra de Kant Historia general de la naturaleza y teoría del cielo (1755), en la que el entonces incipiente filósofo alemán no duda en imaginar escenarios hipotéticos sobre “las características físicas y morales de los extraterrestres”, basado en el lugar de sus planetas con relación al sol.

A partir de esta obra, y un supuesto hallazgo en una biblioteca del IPN, el personaje del joven investigador introduce a un desquiciado debate en torno al papel del Hombre en el Universo, la postura que deberá tomar cuando se encuentre frente a esa alteridad límite que representan los alienígenas.

Si bien para Kant el negro cósmico del universo se abre de forma inconmensurable gracias a la demostración que hiciera Isaac Newton de las teorías de Copérnico, para Chinchilla y Badoglio, los personajes de este nuevo ensayo, el encuentro con una nueva especie “fomentará la hermandad de la raza”, pues este hecho produciría un asombro generalizado que uniría a las naciones.

Ambos autores parafrasean a Heidegger al destacar la postura del “ser-en-el-mundo-ante-extraterrestres”, que hará, según afirman, que “el sustantivo humanidad” vuelva a ser el fundamento de la moral a través de un gran ejército que enfrentará a los extraterrestres.  

Sin embargo, el avistamiento de ovnis no será posible sin ese grupo autodenominado “Los Vigilantes”, que en la figura del alucinado mayor, Jaime Maussán, encuentra a su capitán.

El ejercicio de observar el cielo en busca de objetos no identificados se vuelve la metáfora del carácter contingente e ínfimodel ser humano en el Universo y un pretexto para la melancolía.

La pintura El caminante sobre el mar de nubes (1815), del alemán Caspar David Friedrich, sirve a Anaya para hablar sobre el carácter profundamente melancólico que encierra el acto de contemplar un paisaje (el vigilante), donde la naturaleza alude al "enigma de lo divino".

Este marco tan poético y socarrón no está exento del anhelo (deseo) y la amenaza que conlleva la otredad, encarnada en la figura-enigma de los ovnis y la hermandad que podrían provocar entre la raza humana al hacer su sorpresiva aparición trastocando definitivamente el paisaje terrestres.

Así el autor traza una ruta crítica en clave de ironía sobre la idiosincrasia del ser-en-el-mundo-mediático a partir de la relación con sus objetos culturales y sus anhelos-expectativas con respecto a la otredad.


Imagen tomada del muro en Facebook del autor, Juan Pablo Anaya.




[1] Luces de Bohemia, Ramón de Valle Inclán

miércoles, 1 de mayo de 2013

martes, 2 de abril de 2013

Paraíso Perdido

Se acabaron las idas a Cuernavaca a casa del abuelo
los sábados tomando coronitas mientras hacíamos la sopa del dominó en esa gran plancha de concreto que tenías por barra en tu cantina frente a la alberca

adiós a los chapusones y a los clavados
adiós a los piquetes de abeja

adiós a las visitas a tu bonito departamento en la Roma

adiós a los tequilitas que nos servías mientras hablabas de literatura ideológica

Ya nunca me darás esa hermosa edición que me prometiste del Paraíso Perdido, de
John Milton


adiós abuelito

martes, 12 de febrero de 2013

cuando




y cuando mi cuerpo muera
y cada célula y cada poro entre en descomposición
 cuando los gusanos lo hayan devorado todo
 y los huesos, hechos polvo
 cuando de mí no quede el olvido
 y la sangre, seca, deje de fluir

las sirenas seguirán cantando
 propiciando el abismo de los hombres



viernes, 17 de agosto de 2012

El lenguaje del rayo, un acercamiento a la poética de Ramsés Salanueva



Javier A. Martín
Si, como dicen las Escrituras, el Verbo se hizo hombre, entonces el lenguaje precede a la humanidad; es decir, el Hombre no es dueño del lenguaje, sino sólo quien le sirve.
Esto es, que el Verbo lo mismo se encuentra ligado a lo divino que a los más rudimentarios actos del habla, como un instrumento a la medida de la existencia social.
Y hoy, aquí con ustedes, quiero centrarme en ese aspecto ligado a lo sublime, a lo que produce extrañeza, a la revelación en su sentido místico.
Me uno a esta noción: la poesía, el discurso metafísico y el religioso no resultan del gobierno del lenguaje, sino de una “servidumbre privilegiada; de la infrecuente capacidad que poseen el rapsoda, el pensador o el visionario de «oír lo que dice el lenguaje»”[1].
Una prueba de esto se verifica en el hecho de que al poeta “le lleguen” –-por inspiración o ardua labor-- las palabras con una incandescente exactitud, similar a la que se experimenta “cuando una palabra olvidada, buscada por mucho tiempo, «centellea» en el umbral de la conciencia”[2].
No es el poeta el que habla. El poeta es hablado; le es dada una revelación que no ha sido buscada. De ahí que los poetas como Ramsés Salanueva puedan ser considerados “voceros de lo divino”, una labor diametralmente opuesta a la que ejerce como periodista.
En La conjetura de la tarde, el lector asiste a las mudanzas terrenales, mutaciones y asentamientos interiores: el itinerario de un sueño nutrido por el fruto más delicado de la memoria.

Múltiples motivos resaltan la importancia de la aparición de este libro de bolsillo, por ejemplo, lo escaso de las publicaciones literarias de Ramsés Salanueva, que imprimen a las mismas casi un toque como de colección, debido, principalmente, a la calidad excepcional con la que se fraguan los 13 poemas que integran La conjetura de la tarde.

Como muchos saben, el actopense no hace vida literaria.

Ajeno a la tertulia, mira, en solitud --desde la cumbre-- el abismo que invita al precipicio; no duda en arrojarse, como atraído por fuerzas que ejercen polos de atracción hacia senderos que se bifurcan.

Guardián de esa morada de buena vivienda donde habita “algo más” que la léxica y la lógica inherente a la gramática, Ramsés comprueba lo que Octavio Paz afirma sobre la imagen poética como “un haz de sentidos rebeldes a la explicación” [3].

Es decir, qué diablos dice el poeta cuando escribe:

Yo,
frente a la conspiración de la tarde,
determinada a ocultar
toda evidencia de luz,
me pregunto:
¿Es la quietud quien la desprende?
o bien,
¿Existen árboles contemplativos,
cuyo trance supera el ensimismamiento del espacio?

Inútil buscar razones a este fervor sombrío. La significación del poema a través de su recitación es irreductible al razonamiento lógico, y sin embargo, poeta y lector comulgan con aquello ajeno que les es extraño, pero a la vez familiar; ambos se vuelcan al imaginar; se revelan a sí mismos como la parte oscura que permanecía oculta, agazapada en el rincón del Ser.

Quienes conocen a Ramsés y lo ha leído podrían pensar, habituados, que en esta publicación encontrarán una poética del conjuro, que se invoca desde la concentración de las tinieblas.

Una alquimia que "refleje la veneración por los malos hábitos a la vez que alcanza un exquisito refinamiento de las perversidades que opacan el espíritu humano”[4].

Contrario a eso nos encontramos al naturalista asombrado por las verdes espigas y praderas solares; la abstinencia de los pájaros y los árboles que crecen a cuestas, de cuyos ramales penden cadáveres; los pastores que juntan hatos de estrellas al tiempo que las brillantes cenizas se desgajan de la corteza de los árboles.

Y, sin embargo, la cosmogonía del poeta no es inocente, pero tampoco perversa, como han querido creer algunos; en todo caso es fulminante, como el lenguaje del rayo.

Basta con leer el poema de la página 11 para darnos cuenta de lo anterior:

Meto mis manos al fuego.
Con mis palmas encendidas
Subo al monte del pacto.
Permanezco ahí,
hasta igualarme
con el destello más mínimo
del arrebol.

Tras la aparición del relámpago retumba el estruendo. El poeta contempla el misterio y se funde en él. La revelación como arquetipo, contenido en lo más profundo del Ser emerge a manera de comunión con la Totalidad. Moisés asciende el Horeb y presencia la llama de fuego en medio de la zarza que no se consume.


[1] George Steiner. Los Logócratas. FCE
[2] Ibid
[3] El arco y la lira. Octavio Paz. Edición del Fondo de Cultura Económica (1972). Capítulo: La otra orilla, pp 124.
[4] Ramsés Salanueva a propósito de la a genealogía infernal de Adriana Tafoaya.

lunes, 13 de agosto de 2012

Una conversación de altura


Dejo aquí la conversación que sostuvo quien será el encargado de coordinar  a los senadores del "nuevo PRI". La charla telefónica, dada a conocer primero por el diario El Universal y retomada por Sin Embargo es con un sujeto apodado "el rey de la mezclilla", el poblano Kamel Nacif, señalado por Lydia Cacho como parte de una red de pederastia y explotación sexual.

Emilio Gamboa: Papito, ¿dónde andas,cabrón? 

Kamel Nacif: Pos aquí estoy en el pinche pueblo de los demonios, papá. 

Emilio Gamboa: Pero. ¿dónde andas, mi rey?, porque hablo todo el día bien de ti pero te pierdes, hijo de la chingada. 

Kamel Nacif: Pues ando chingándole, no queda de otra. 

Emilio Gamboa: ¿Pero vas bien? 

Kamel Nacif: Mira, mientras estoy vivo me va bien. 

Emilio Gamboa: No, no, no, pero estás bien, ¿no? 

Kamel Nacif: Así es mi rey. 

Emilio Gamboa: Bueno, cuídateme mucho y nos vemos pronto cabrón. Kamel Nacif: ¿Y cómo estás tú, senador? 

Emilio Gamboa: Uy, a toda madre. Aquí echando una comida aquí con unos senadores y si te cuento. 

Kamel Nacif: ¿De dónde? 

Emilio Gamboa: Vamos a sacar la reforma del Hipódromo cabrón, ya no del juego, del Hipódromo. 

Kamel Nacif: ¿Para qué? 

Emilio Gamboa: Para hacer juego allí, cabrón. 

Kamel Nacif: ¿Cómo?… (Pausa) ¿Bueno? 

Emilio Gamboa: ¿Cómo lo ves? 

Kamel Nacif: No, no la chingues. 

Emilio Gamboa: Entonces lo que tú digas, cabrón, por allí vamos, cabrón. 

Kamel Nacif: Dale pa´ atrás, papá. 

Emilio Gamboa: Pos entonces va´ pa atrás, esa chingadera no pasa en el Senado. 

Kamel Nacif: A güevo. 

Emilio Gamboa: Ok. 

Kamel Nacif: Pos a güevo. 

Emilio Gamboa: Te mando mi cariño.


No estoy ni aquí

 pero quisiera estar lejos

miércoles, 18 de julio de 2012

Desmitificando la Convención Nacional Contra la Imposición

In Vitro me pasó este texto. Lo consideró fundamental para entender lo que pasabajo las carpas de la Convención Nacional contra la Imposición.

Amplia, diversa y nutrida se llevó a cabo los días 14 y 15 de Julio en San Salvador Atenco, ni la tupida lluvia ni el viento amedrentaron a los asistentes que después de una larga jornada de propuestas y trabajo en las diversas mesas que trataban los mismos temas y en donde cualquiera se podía simplemente integrar, aún hubo ánimo para bailar y cantar buena parte de la noche del sábado.

El domingo fue aún mas duro porque las mesas no descansaron en sus tareas por la noche y al hacer ejercicio de participación y buscando el consenso en las propuestas hubo momentos en que en la plenaria parecía que se había trabado el avance y no se llegarían a acuerdos básicos en lo general. 

La prudencia y la voz clara y serena de los hermanos de Cherán y Atenco lograron destrabar el proceso recordándonos que el enemigo es otro. Un receso para comer también calmo los ánimos y los frutos de la tierra que nos proveyeron las y los compañeros anfitriones dieron fuerzas para terminar el intenso esfuerzo que significó la elaboración de un plan de acción y una estructura mínima organizativa.

Haciendo un sondeo rápido ha sido notable como algunos medios, principalmente los masivos de los cuales no recuerdo su presencia como José Cardenas del Excelsior, a manera de trolls no han sido objetivos con la Convención y de inmediato la han empezado a calificar con etiquetas manipuladoras, irresponsables y peligrosas como: odio, rabia y violencia; se equivoca, en ningún momento esas fueron las consignas que se corearon los dos días de trabajo, retumbó en cambio La Tierra no se vende, se ama y se defiende o Cherán soy yo, Cherán eres tú, Cherán somos todos, no a la represión!
Por eso está planeado calificar y hacer una lista negra y una blanca de medios para que la población tenga un referente. 

 La Convención contra la Imposición es para todos los mexicanos y ciudadanos del mundo que quieran un México con Paz, Justicia y Dignidad; hay mucho trabajo para todos y de la misma forma saluda, celebra e invita a sumarse a las distintas resistencias y organizaciones que luchan en todo el país y que no pudieron estar presentes o que no tenían aún conocimiento de esta.

“Es una organización frentista que respeta autonomías. Tiene independencia política y orgánica respecto a todos los partidos políticos. Es una organización amplia, incluyente y soberana, democrática, representativa con delegados removibles, horizontal y con rotatividad”, así que me gustaría aclarar, no para la prensa que no entiende ni explicado, sino para que todos los mexicanos participen, que bajo mi percepción La Convención Nacional contra la Imposición no tiene líderes mas que los morales y no son tanto personas sino modelos de lucha reconocidos por la gran mayoría, como el FPDT, Cherán y Huesca, otros simbólicos como el EZLN, los presos póliticos y muchos otros dignos mexicanos del presente y también los del pasado, pues no han muerto en la memoria y corazón de los oprimidos Emiliano Zapata, Hermanos Magón, Samuel Ruiz, Digna Ochoa, los caídos en el 68 y el 71, las víctimas de Juárez, las de la guerra Sucia y de la nueva, la Calderonista, Acteal, Aguas Blancas, los periodistas, los desaparecidos y muchos más también estuvieron presentes en la consciencia de los asistentes.

La Convención No es el brazo violento ni está vinculado con López Obrador y/o cualquier otro político o partido. No se prioriza el bloqueo de vías de circulación sino la apertura de plumas en casetas de cobro en las privatizadas y caras carreteras del país.

No carece de disensos dado que nadie le da linea y el micrófono ronda en todas direcciones, no será una sorpresa que algunas organizaciones se deslinden de algunas acciones o puntos en concreto.

No es meramente juvenil, hay también una importante participación de adultos y mayores y los niños también concurrieron.

No pretende ser centralista, participan 28 estados de la República y se invita a los que faltan.
No llama a la violencia sino a la firme defensa de los derechos y hace valer el articulo 39 de la Constitución vigente.

No es meramente Anti Peñista, la Convención no se mostró ingenua, se reconoce ampliamente que EPN es sólo la cara mas visible de un grupo y de una familia política que incluye a Elías Calles, Fidel Velasquez, Guiterrez Barrios, Díaz Ordaz, Salinas de Gortari, Osorio Chong, Ulises Ruíz, Murillo Karam, Hank, Zedillo, Alemán y muchos otros criminales mas; otra, sabe que el sistema opresor también lo conforman principalmente los tres partidos mayoritarios y las corporaciones monopólicas neoliberales.

El enemigo es el capitalismo se ha dicho y es claro ya para tantos.

Saluda a todos los movimientos libertarios que se están dando en el mundo.

Por último: No busca estar por encima del IFE y el TRIFE sino que, aunque no por unanimidad, le desconoce pues reconoce que estas instituciones están superadas por la corrupción y ni siquiera figura en las propuestas llamar a nuevas elecciones, la idea se encamina más hacia un cambio sustancial de forma de gobierno, ya que éste se ha vuelto insostenible, así como a mediano plazo superar paradigmas políticos, culturales, productivos y educativos, perfilándose como un frente amplio que no busca simples reformas sino una refundación que permita la construcción de un nuevo tejido social ante el tremendo desgarre del actual.

viernes, 6 de julio de 2012

La elegancia como forma de rebeldía



A continuación, retomo un texto publicado en Sin Embargo

Madrid.- La fuerza de las revoluciones pacíficas es incontestable. Y eso es precisamente lo que pretenden los SAPEURS. Exhibir pacíficamente su elegancia histriónica como símbolo de rebeldía frente a la pobreza y el sometimiento Los distinguidos miembros de Le Societé des Ambianceurs et des Personnes Elégants, han cobrado un protagonismo inusitado en la última década.


Esta sociedad nacida en el distrito de Barongo, Brazzaville (capital de la República Democrática del Congo) buscaba rebelarse contra el decreto dictatorial que, dentro de la irracional ” Zairisation “ emprendida por Mobutu, obligaba a vestir el abacost, traje tradicional maoísta de 3 piezas.


Los dos máximos exponentes de este movimiento son André Grenard Matsova, líder religioso y político exiliado durante años en París y encarcelado en distintas ocasiones tras su regreso a Africa y el músico congoleño más internacional, Papa Wemba. Ambos convirtieron su indumentaria en símbolo de resistencia frente al régimen.



 Los miembros de esta distinguida sociedad tienen una serie de códigos invulnerables, como la prohibición de vestir más de tres colores o la obligación de mantener una moralidad intachable (que incluye el rechazo de las drogas y la violencia). Han de viajar al menos una vez en la vida a París (de dónde volverán transformados en auténticos caballeros).



Entre sus adminículos más característicos se incluyen el bastón y los habanos y todos ellos tienen un sobrenombre. Su popularidad es tan grande en Congo que incluso les pagan por asistir a fiestas . A pesar de que hay una gran representación de Sapeurs en Bruselas y París, una nueva corriente generada dentro de la Sociedad empieza a aterrizar en Londres, con Carlos de Inglaterra como referente de estilo y la falda escocesa como seña de identidad. Todo un símbolo del poder de la imagen, de la indumentaria más elegante vestida cada mañana como armadura para resistir en el país más pobre del Mundo.



Fundamental el libro ” Gentlemen of Bacongo “ de Daniele Tamagni, editado por Trolley Books. Una serie de fotografías que muestran el fascinante mundo de estos dandis, actualmente expuesta en la Sala Minerva del Círculo de Bellas Artes, dentro de la exposición Caballeros de Bacongo, PHotoEspaña 2012.



miércoles, 21 de marzo de 2012



El éxtasis se convirtió en resaca

la tarde se detuvo
y yo también

CocoRosie - Fairy Paradise

leche fresca


presidida por el centauro 
la liturgia del averno

el resquemor de las causas olvidadas
un vaso que se quiebra y derrama su contenido


martes, 20 de marzo de 2012


en el tribunal de las palabras
sales perdiendo

ya no tienes rumbo ni dirección

ahora le perteneces al caos

martes, 28 de febrero de 2012

martes, 21 de febrero de 2012

viernes, 10 de febrero de 2012

Drug Cartel's War


15 March 2011.- The bodies of a woman and a girl lie on the floor after being shot by gunmen in the resort city of Acapulco, Mexico. The country’s iconic touristic destination since the 1960s has become a theater of war between drug cartels claiming to control the drug sale, with children, women, elderly people, tourists, and other innocent people killed in the middle of it.

jueves, 9 de febrero de 2012

miércoles, 8 de febrero de 2012

de cuando el engrudo se hace bolas


-
la ciudad se agota en el tránsito de sus vehículos
luces ligeras dibujan un trayecto